El apasionante camino de Mercedes Álvarez-Moreno

¿Quién no se acuerda de La clave, uno de los mejores programas informativos y de debate en la historia de la televisión nacional? Lourdes de AIB nos acerca la historia de una de las intérpretes del programa de José Luis Balbín a través de una entrevista a Mercedes Álvarez-Moreno en la que ésta rememora su trayectoria vital y reflexiona sobre los cambios que ha experimentado la profesión de intérprete desde sus comienzos en los años sesenta hasta la actualidad.

Niña de la guerra, refugiada en la Unión Soviética primero y en Francia después, se había exiliado junto a sus padres en la República Democrática Alemana a comienzos de los cincuenta, lo cual le permitió hablar con soltura no sólo el español, sino el ruso, el alemán y el francés. La convicción, a raíz de la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968, de que el sistema comunista «no tenía arreglo» le impulsaría a retornar a España tras la muerte de Franco. Y fue entonces, una vez en Madrid, cuando empezó a trabajar en La Clave y posteriormente en la Conferencia sobre la Seguridad y Cooperación en Europa. A partir de 1986, una vez España entró a formar parte de la Comunidad Europea, comenzó a trabajar como intérprete para las Instituciones europeas, el Parlamento y la Comisión principalmente. La casualidad quiso hacer que la asturiana Mercedes Álvarez-Moreno se encontrara ejerciendo como intérprete de una Comisión del Parlamento Europeo reunida en sesión extraordinaria en Berlín occidental aquel histórico 9 de noviembre.

Mercedes Álvarez Moreno publicó en 2004, junto con Nuria Quevedo, un libro sobre su experiencia en el exilio titulado «ILEJANÍA, La cercanía de lo olvidado» en la editorial alemana Basisdruck, y cuya versión en español estará disponible en breve, tal y como la autora nos cuenta en este vídeo de AIB:

Vía: AIB, Mirada entre visillos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.