San Isidro Labrador

Hoy se celebra San Isidro Labrador, patrono de los agricultores (y después también de Ingenieros Agrónomos e Ingenieros Técnicos Agrícolas) y de la agricultura que, según San Agustín, es «de todas las ocupaciones, la más sana y honesta» y «maestra de moderación, diligencia y justicia».

Siendo el día que es, y trabajando como trabajo entre ciencias agropecuarias, hoy no podía sino publicar una entrada de corte agrario y hablar de una de las verduras más representativas de mi tierra: la borraja (Borrago officinalis L.), especie hortícola cultivada tradicionalmente en Aragón, y planta con propiedades medicinales citada desde muy antiguo por múltiples autores: Hipócrates, Galeno, Díoscorides, etc.

El cultivo de la borraja como hortaliza se conocía desde la Edad Media, en zonas de Castilla y Aragón, ya que anteriormente no se tenía constancia del cultivo de esta verdura ni por parte de Griegos o Romanos, quienes posiblemente la trajeron de su origen, Siria. Fue la primera verdura llevada por los españoles a América y parece ser que su aclimatación fue excelente.

J.E. Hernández Bermejo y J. León en su obra «Cultivos marginados: Otra perspectiva de 1492», publicada por FAO en 1992, consideran la borraja como cultivo marginado junto a la oruga (Eruca sativa), el mastuerzo (Lepidium sativum), la verdolaga (Portulaca oleracea), el apio caballar (Smyrnium olusatrum), la escorzonera (Scorzonera hispanica), la tagarnina (Scolymus maculatus) y el cardillo (Scolymus hispanicus). Pero lo cierto es que hoy en día no se puede considerar marginada y de hecho es una delicia culinaria cada vez más representada en la gastronomía española.

2 comentarios en “San Isidro Labrador”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.