Organizando palabras

Como intérpretes tenemos que manejar una enorme cantidad de términos y conceptos de temática y naturaleza de lo más variopintas. Recopilamos palabras y expresiones antes de la conferencia, anotamos (léase garabateamos) otro tanto durante la conferencia y muchas veces nos olvidamos de todo, una vez salimos extenuados de cabina y sin energía para almacenar ni una palabras más. Craso, pero muy comprensible, error. Aunque no siempre es posible, después de una conferencia, curso o congreso, intento recopilar todo el material, verificar términos y completar el o los listados que había preparado previamente. Muchas veces dejo esta ingrata tarea para los meses calurosos del verano en los que hay poca interpretación y mucha oficina.

Los que me conocen bien saben que nunca he tenido problema para compartir listados de términos, glosarios, enlaces o cualquier otro tipo de recurso documental que sirva de apoyo a la interpretación; soy de las que piensa que si compartimos todos ganamos y el trabajo sale mejor; pero además, tener una lista kilométrica de vocabulario que ha hecho tu concabino (además de micrófagos también hay terminófagos) no te hace mejor intérprete ni te va a resolver la papeleta. Se aprende haciendo y se aprende buscando e investigando y esa labor es personal e intransferible, además de muy recomendable y saludable. Pero volviendo al asunto de esta entrada …. el problema de tener tanta información es que luego no la encuentras cuando la necesitas 🙁

Documentos en Word o Pdf

Cuando recopilo información antes de una conferencia yo suelo organizar la información y la terminología en documentos Word que normalmente contienen listados alfabéticos, temáticos, campos semánticos y algunas definiciones (además de mis cuadernos y chuletas que nunca faltan en cabina: La documentación de cabina).

Base de datos terminológica en Access

Además tengo una base de datos en Access (otros intérpretes prefieren Excel) donde sólo incluyo los términos y palabras cuya traducción he verificado o está validada por un organismo, un experto o un buen diccionario. En mi caso he creado 9 campos (término en inglés, término en francés, término en español, término en latín, definición, área temática general, área temática específica, fuente y fecha) que me permiten organizar las palabras por temática e idioma que es lo que me resulta más cómodo para trabajar durante la preparación de la conferencia, así como en cabina. (Os recomiendo la lectura del documento «An interpreters Guide to the EU 2010», en el que David Walker explica el método que sigue él para organizar la terminología relativa a los Comités del Parlamento Europeo)

Terminología en Excel, SCIC


La parte que no tengo resuelta todavía es la de la búsqueda. De momento he descargado una herramienta, Copernic, para hacer búsquedas en los cientos de glosarios que almaceno, pero creo que definitivamente debiera comprar algún programa como Interplex o Interpretbank para agilizar el proceso, además de leerme el Tutorial Pavel de Terminología, un curso interactivo de terminología de la Oficina de Traducciones del Gobierno de Canadá.

¿Alguna sugerencia o experiencia?

6 comentarios en “Organizando palabras”

  1. Clara, si trabajas con windows 7, su buscador es lo mejor que he visto. Rápido y 100% eficaz.

    Copernic no funciona mal, pero es un poco suyo, yo lo desinstalé hace tiempo.

    La herramienta profesional de búsqueda que más me gusta es dtsearch, que es de pago, pero tiene un precio razonable. Hay que preparar índices con las carpetas que quieras y ya está. La diferencia con el buscador de windows es que tienes un visor para enfocar el lugar del documento donde está la palabra que buscas sin necesidad de abrirlo. Ya eso merece el precio

    Luego tienes LA herramienta, que sí que es cara, que es Logiterm, de Terminotix. Funciona, más que como un buscador, como una base de datos de documentos, acoplados por idiomas o no. Es muy potente, aunque quizá un poco caro para un autónomo, está más pensado para organizaciones.

    Lo que sí parece cada vez más claro es que las bases de datos muy complejas cada vez tienen menos sentido, a medida que las herramientas de búsqueda se van desarrollando, porque cada vez es más fácil trabajar con documentos.

    Imagina, por ejemplo, que te copipegas en dos columnas de excel las directivas que necesitas en los idiomas que te convenga. Tu buscador te dirá en dos segundos en qué directiva está lo que buscas y al abrirla te encontrarás con el término en bilingüe y en contexto con la mitad de trabajo.

    Todo esto son palabras de traductora, supongo que la cabina tendrá otras necesidades más “instantáneas” y más inmediatamente bilingües.

    Tu artículo me ha parecido muy interesante.

  2. Para hacer búsquedas en corpus (en tu caso, corpus de glosarios), te recomiendo dtSearch.

  3. Muchas gracias, Alicia, por tu comentario y sugerencias. La verdad es que es complicado porque las herramientas que necesito para la preparación son muy distintas a las que convienen en cabina, así que ando dándole vueltas para ver qué manera hay de organizar los listados y sacarles más partido en cabina (con y sin wifi). Voy a echar un vistazo a dtsearch y logiterm en cuanto tenga un rato y te cuento.
    ¡Un abrazo!
    Clara

  4. Gracias Guillermina. Definitivamente voy a ponerme a trastear el dtsearch y os cuento.
    ¡Saludos!

  5. Querida Clara:

    Supongo que ya conoces la página interpreting.info, concretamente esta página: http://interpreting.info/questions/246/what-are-the-best-software-packages-for-glossary-making

    Yo para la cabina utilizo el programa TermDB, donde voy metiendo los términos que me he preparado de antemano para una conferencia. El programa está diseñado para encontrarlos rápidamente. Es muy siminar a otros programas de gestión de terminología para intérpretes de simultánea (supongo que te sonará Interplex).

    El problema es que tengo cientos de glosarios en muchos formatos que me voy encontrando por Internet y que resulta interesante conservar. Pueden estar en PDF, Excel, Word, CSV, HTML, y más formatos. Evidentemente, meter todos estos términos en una herramientas de terminología consumiría un tiempo infinito. Todos estos glosarios los guardo en una carpeta general llamada “glosarios”. Y para buscar un término en concreto, utilizo una herramienta de indexación.

    Yo, igual que Alicia y Guillermina, utilizo dtSearch para estas búsquedas. Antes utilizaba Copernic, que no está mal, pero dtSearch es más potente y permite personalizar más cosas. La función de indexación de Windows 7 no te sirve, porque solo indexa el título del archivo, no el contenido del mismo.

    Y, además, te recomiendo que le eches un vistazo a IntelliWebSearch. Con esta herramienta puedes configurar infinitas búsquedas (en Internet pero también en tu disco duro). Por ejemplo, digamos que quieres buscar el término “think tank” en tus 10 páginas web favoritas (Iate, diccionario del FMI, Eur-lex, y 7 más), en Interplex y en dtSearch (para saber si lo tienes en tu ordenador), todo a la vez. Con una combinación de teclas, IntelliWebSearch te abrirá 10 pestañas de tu explorador con los glosarios preconfigurados, y además el programa Interplex y dtSearch, y te buscará “think tank” en todos ellos como por arte de magia, es decir, sin tener ni si quiera que abrir los programas ni las páginas web, y sin tener que pegar la palabra en cuestión. Una combinación de teclas y listo.

    Por tanto, yo en la práctica combino el uso de esos 3 programas: TermDB, dtSearch e IntelliWebSearch.

    Un abrazo!

    Nacho

  6. ¡Muchas gracias por tu comentario y consejos, Nacho! Tenía mis dudas con dtSearch, pero tal y como lo planteas y combinado con IntelliWebSearch y TermDB (que no conozco) parece una buena opción tanto para cabina como para la preparación. Yo también almaceno cientos de glosarios en distintos formatos y me da rabia no poder sacar partido a tanta información almacenada. De todas formas, yo sigo empeñada y trabajando (a ratos) en mi base de datos de términos “confirmados” aunque dudo que consiga algún día volcar y verificar todo el material que tengo 😉
    ¡Un saludo, y gracias de nuevo!
    Clara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.