La lengua B

Acabo de leer una interesante reflexión sobre el uso de las lenguas B en el mercado privado e institucional de la interpretación profesional escrita por Chris Guichot de Fortis –intérprete senior (A: inglés, B: francés, C: español) de la OTAN en Bruselas– en 2007, pero actualizada recientemente y que se puede descargar de la página Interpreter Training Resources: «A few thoughts on B languages».


El escrito de de Fortis comienza hablando de la noción o naturaleza misma de lengua B [Según la AIIC la lengua A es la lengua materna (u otra que se domina de forma rigurosamente equivalente) y la lengua B es la lengua extranjera para el intérprete pero que, no obstante, domina a la perfección. A menudo el intérprete trabaja hacia su idioma B únicamente a partir de un idioma A], refiriéndose a las distintas situaciones en las que se emplean las lenguas B activas, los distintos niveles de exigencia o calidad, la importancia del acento o la corrección gramatical, y haciendo hincapié en la distinción entre intérpretes «biactivos» y «bilingües».

La segunda parte de su artículo es más didáctica y se centra en las razones que llevan a incorporar una segunda lengua activa, detallando las condiciones básicas que se necesitan para aprender o mejorar una segunda lengua activa, así como los pasos que hay que seguir –y las trampas que hay que evitar– en ese proceso. Una lectura muy recomendable

5 comentarios en “La lengua B”

  1. ¡Muy interesante!
    Por fin más voces afirmando, por activa y por pasiva, la realidad profesional de la direccionalidad inversa en traducción e interpretación. Con artículos como este se nos va quitando, poco a poco, la sensación de predicar en el desierto cada curso académico cuando hablamos de la viabilidad didáctica y pedagógica de la traducción inversa desde la Universidad.
    http://www.joseyustefrias.com/docu/publicaciones/JoseYusteFrias%202005d.pdf
    Gracias Clara por el cable.
    Saludos
    jOse

  2. Así es José. Un poco de sentido común y buenos consejos en este artículo, además de ofrecer una descripción fidedigna (nos guste o no) de la realidad profesional de la interpretación.
    Gracias por tu comentario y un gran saludo 😉

  3. Acabé hace unos meses la facultad y he hecho algún curso de traducción, pero me gustaría formarme más a fondo y estoy buscando cursos y talleres que puedan ayudarme. El de la traducción es un mundo apasionante, pero que exige mucho trabajo, así que tendré que ponerme las pilas pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.