Última parada, Dorset

Todavía no he podido asistir a un partido de críquet, pero al menos ayer tuve la oportunidad de ver un entrenamiento en el precioso pueblo de Lyme Regis, donde -por cierto- vivió el gran escritor inglés John Fowles.
dsc_1585
El críquet es uno de los deportes mas clásicos del Reino Unido, donde se practica desde el siglo XVI. Algunos historiadores sitúan la primera mención del juego en 1478 y no precisamente en un campo británico, sino en Saint Omer, situado en el nordeste de Francia. En el Reino Unido reapareció con gran fuerza a partir del siglo XVIII, momento en el que se creo el Midlesex Country club (MCC) organismo encargado de fijar el reglamento y vigilar el juego hasta 1969 .

El críquet es un juego asociado tradicionalmente a los gentlemen, caballeros, por ello hasta 1930 los jugadores se dividían entre caballeros y profesionales y de hecho en los estadios había diferentes vestuarios e incluso distintas puertas de acceso al campo.

El juego fue extendiéndose a los países de influencia británica, y a otros países europeos como Dinamarca y Holanda. Actualmente, las grandes potencias del cricket son Reino Unido, Pakistán, Nueva Zelanda, India, Australia, Caribe, Sudáfrica, Sri Lanka y Zimbabwe, que compiten cada dos años,en la copa del mundo. En estos países la disputa de un encuentro internacional llega a paralizar todas las actividades deportivas restantes.

El críquet se juega en un campo de césped elíptico, excelentemente cuidado y de superficie variable aunque no debe ser inferior a la de un campo de fútbol. En el centro del campo hay en terreno rectangular que mide 20.12 m de largo y 3.4 m de ancho y en donde se juega casi todo el partido. La superficie de este terreno llamado pitch debe ser como la de un campo de golf, ya que antes de que el bateador golpee la pelota ésta bota en el césped y si no esta perfectamente cortada es imposible golpear la pelota correctamente e incluso podría resultar peligroso. La pelota está forrada de cuero, mide unos 6 cm de diámetro y pesa 165 gramos. El bate es de madera, de una longitud aproximada de 1 metro y un máximo de anchura de 10,8 cm. Los wickets son dos portillos que se sitúan en el centro del campo uno en cada extremo de un área. Miden 20 m de largo y 3 de ancho y constan cada uno de tres barras cilíndricas de 71,10 cm de altura y un ancho máximo de 22,8 cm, clavadas perpendicularmente en el suelo. Sobre estas barras se colocan 2 piezas de madera (bails) que caen si las barras son golpeadas por la pelota.

El críquet es un juego donde se enfrentan dos equipos de 11 jugadores. Existen tres tipos de jugadores: (i) los bateadores, que se sitúan delante de los wickets y tienen como objetivo conseguir tantas carreras como les sea posible y defender los bails; (ii) el lanzador, que se coloca en un lado del wicket y tiene como objetivo arrojar la pelota con objeto de derribar los bails; y (iii) el wicket keeper, que se sitúa detrás de un wicket en el lado opuesto del lanzador y tiene como objetivo coger las pelotas que el bateador tira.

Los jugadores llevan pantalones largos, camisas de manga larga larga o corta, un jersey y una gorra con visera o casco protector. En los partidos jugados con pelota roja la ropa debe ser blanca o de color crema y cuando la pelota es blanca los jugadores llevan ropa de colores llamativos. Los bateadores y el wicket keeper llevan guantes y almohadillas blancas para protegerse las espinillas. Las botas de criquet son de cuero y pueden llevar clavos o suelas de goma. Finalmente, el árbitro lleva una bata blanca.

Un partido de críquet puede consistir de una o dos entradas por equipo. Los partidos de dos entradas se disputan en varios días: tres o cuatro para competiciones de “primera clase” (las ligas domésticas como el County Championship en Inglaterra o el State Championship en Nueva Zelanda) y cinco para un partido internacional (Test Match). Si transcurrido este tiempo no se han completado las cuatro entradas, el partido acaba en empate. Cada día se juegan seis horas repartidas en tres sesiones de dos horas (aproximadamente 30 overs por sesión), con un descanso de 40 minutos para la comida (Lunch) y otro de 20 minutos para la merienda (Tea). Cada equipo juega alternativamente dos entradas, salvo que el equipo que batea en segundo lugar no logre situarse a menos de 200 carreras de su rival (150 en partidos de cuatro días), en cuyo caso, el capitán contrario puede forzar que batee las dos entradas seguidas (w:follow on). Los equipos visten de blanco, la pelota es de color rojo granate; además, no se disputan bajo luz artificial.

Los partidos de una entrada se disputan en un sólo día y están limitados a un cierto número de overs. Actualmente los partidos internacionales de un día (One-Day Internationals) están limitados a 50 overs por equipo. Este sistema de partido es el que se emplea para disputar la copa del mundo (w:Cricket World Cup) y se denomina “One day International” (ODI). Las competiciones domésticas varían entre 40 y 50, mientras que una nueva modalidad de 20 overs está siendo introducida con mucho éxito en competiciones domésticas. Los ODI pueden disputarse con luz artificial y los equipos pueden vestir de colores; la pelota es blanca.

En España es un deporte casi nuevo, que ya ha llegado a territorio español. Y se cree que es un deporte que crecerá muy rápidamente en las costas españolas, y existe una liga con 8 equipos (dividido en 2 grupos norte y sur). El Madrid criquet club, es uno de los pioneros. Y ya se ha fundado la Asociación española de criquet.

En la BBC hay vídeos, glosarios y demás información sobre el deporte inglés por excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.