Calidad en la interpretación

La Dirección General de Interpretación de la Comisión Europea llevó a cabo una encuesta de satisfacción entre los asistentes a las reuniones celebradas en el Consejo, la Comisión Europea, el Comité Económico y Social Europeo y el Comité de las Regiones entre los días 12 y 23 de noviembre de 2007.

Se recibieron 3.152 respuestas (en su mayoría presentadas por los delegados de las Administraciones nacionales y de las Representaciones Permanentes) y los resultados muestran un elevado grado de satisfacción con los servicios de interpretación prestados por la DG SCIC (aproximadamente un 85% de los participantes indica que se siente satisfecho o muy satisfecho).

A pesar de tan excelentes resultados, la Comisión tiene previsto emprender una serie de acciones concretas encaminadas a mejorar algunos aspectos relativos, por ejemplo, al programa de formación o a las actividades terminológicas, con el fin de incrementar la calidad de la interpretación.

En este sentido, están barajando varias posibilidades, aumentar o reducir el número de lenguas de trabajo según la naturaleza de la reunión, por ejemplo. Sugieren también que los intérpretes trabajen más los términos específicos de algunos temas (curiosamente, una de las áreas en la que menos satisfechos estaban los participantes con la terminología empleada por los intérpretes era ¡agricultura y pesca!), que preparen terminología de antemano, empleando diferentes fuentes, y que todos los integrantes de una misma cabina intenten –en la medida de lo posible– emplear los mismos términos. Otras sugerencias de mejora de la interpretación se centran en la transmisión fiel de propuestas, enmiendas, etc., haciendo especial hincapié en cifras, nombres, cargos, etc.

El tono de voz es otro de los aspectos que debieran mejorar los intérpretes ; intentando además que todos los integrantes de la cabina mantengan un volumen homogéneo, mejoren el ritmo de la interpretación y perfeccionen la pronunciación y dicción. Se reitera la importancia de no hacer ruido en cabina, recordando siempre que la actitud (comportamiento, humor o estado de ánimo) del intérprete en cabina afecta a la interpretación.

En otro orden de cosas, las recomendaciones de mejora tienen en cuenta también la importancia de informar a los participantes sobre el funcionamiento del servicio de interpretación, y de dar a los intérpretes la posibilidad de estudiar la documentación de la reunión de antemano o de organizar encuentros entre intérpretes y delegados. Asimismo, es importante asegurar una continuidad de intérpretes en un evento específico, asignando el mismo equipo de intérpretes a reuniones que duren varios días.

1 comentario en “Calidad en la interpretación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.