Buenas perspectivas en EE.UU. para intérpretes y traductores

La Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics) del Ministerio de Trabajo de los EE. UU. (United States Department of Labor) ha publicado ya la guía de orientación profesional 2010-2011, dónde traductores e intérpretes salimos muy bien parados, al menos según se desprende de sus estadísticas parece que son profesiones con mucho futuro en tierras del tío Sam.

Los intérpretes y traductores ocuparon alrededor de 50.900 puestos de trabajo en 2008. Sin embargo, el número real de intérpretes y traductores es probablemente mucho mayor debido a que muchos trabajan de manera esporádica. Los intérpretes y traductores trabajan en una variedad de industrias, lo que refleja la diversidad de opciones de empleo de esta área. Alrededor del 28 por ciento trabajan en el sector público y privado de instituciones educativas como escuelas, colegios y universidades. Alrededor del 13 por ciento trabajan en el sector de la salud y asistencia social, muchos de ellos en hospitales. Otro 9 por ciento trabaja en áreas del gobierno, como los tribunales Federales, Estatales y cortes locales. Las agencias de traducción, las casas editoriales, compañías telefónicas y las aerolíneas también emplean a traductores e intérpretes.

Alrededor del 26 por ciento de intérpretes y traductores son trabajadores autónomos. Muchos trabajan solo a tiempo parcial, confiando en otras fuentes de ingreso para complementar las ganancias de interpretación o traducción.
Se espera que los intérpretes y traductores tengan un crecimiento de oportunidades de trabajo mucho más rápido que el promedio. Las perspectivas laborales varían por especialidad e idioma.

Las proyecciones indican que el empleo de los intérpretes y traductores incrementará un 22 por ciento durante la década que va del 2008 al 2018, lo cual supone un aumento mucho más rápido que el promedio de todas las ocupaciones. El aumento en la demanda de intérpretes y traductores es resultado directo de la ampliación de los lazos internacionales y el gran aumento del número de personas en los EE. UU que no hablan inglés. Se espera que ambas tendencias continúen a través del período proyectado, lo cual contribuye al crecimiento relativamente rápido en el número de trabajos para intérpretes y traductores en todas las industrias de la economía.

Los traductores de los idiomas más solicitados (portugués, francés, italiano, alemán, y español) seguirán teniendo una fuerte demanda. También la habrá para traductores árabes y de otras lenguas del Oriente Medio y para las lenguas asiáticas del este como el chino, japonés y coreano. La demanda de intérpretes de lenguaje de signos también incrementará, impulsada por el uso de servicios videográficos, que permiten que se realicen llamadas por vídeo utilizando un intérprete de señas por Internet.

La tecnología ha hecho más fácil el trabajo de los intérpretes y traductores. Sin embargo, no es probable que la tecnología impacte negativamente en el empleo de intérpretes y traductores, ya que tales innovaciones son incapaces de producir el trabajo que realizan estos profesionales.

En las áreas urbanas, especialmente en Washington, DC, Nueva York y otras ciudades de California, es dónde se prevén mayores posibilidades de empleo, especialmente para intérpretes; sin embargo, a medida que la población inmigrante se esparza por áreas más rurales, habrá más trabajo en las comunidades pequeñas.

Las posibilidades de trabajo para los intérpretes y traductores varían por especialidad e idioma. Por ejemplo, los intérpretes y traductores de español tendrán buenas oportunidades de trabajo ya que se espera que la población hispana en los EE.UU. aumente. Se espera también una gran demanda de intérpretes y traductores especializados en medicina y en el campo legal. Además, se espera que los especialistas en localización estén también muy solicitados, con motivo de la globalización de los negocios y la expansión de Internet; sin embargo, esta demanda puede ser limitada por la tercerización del trabajo de localización a otros países. Debido a la escasez de intérpretes y traductores que cumplan con el nivel de aptitud deseada por los empleadores, los intérpretes para sordos continuarán teniendo posibilidades de trabajo favorables. Por otro lado, se espera mucha competencia para los intérpretes de conferencias y los traductores literarios, debido al limitado número de oportunidades laborales en estas especialidades.

El informe adjunta una tabla donde se detalla el empleo de traductores e intérpretes en Estados Unidos por sectores, ocupación y distribución porcentual en 2008 así como los datos proyectados para 2018:

Proyecciones

Informe

2 comentarios en “Buenas perspectivas en EE.UU. para intérpretes y traductores”

  1. A ver si por estas tierras también nos consideran una profesión con futuro, pasado y presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.