El manual del delegado (ONU)

La Organización de las Naciones Unidas edita un folleto informativo para los delegados que incluye toda la información necesaria para el buen funcionamiento de sus reuniones: desde información básica hasta información más detallada sobre la Asamblea General y sus comisiones principales, los servicios de conferencias, los servicios para los medios de información y el público, los servicios de biblioteca y las instalaciones y servicios para las delegaciones.

El “Manual del delegado” también proporciona información relativa al servicio de interpretación para las delegaciones participantes en la Asamblea General de Naciones Unidas:

Las declaraciones que se formulan en cualquiera de los seis idiomas oficiales de la Asamblea General se interpretan a los demás idiomas oficiales. A fin de asegurar la calidad de la interpretación es fundamental que las delegaciones proporcionen a los intérpretes una copia de sus discursos y hablen a una velocidad que permita la interpretación. Asimismo, de conformidad con el artículo 53 del reglamento de la Asamblea General, los representantes que así lo deseen podrán hacer uso de la palabra en idiomas no oficiales. En tal caso, la delegación interesada deberá suministrar un intérprete o una traducción escrita de la declaración a uno de los idiomas oficiales. Basándose en la interpretación o traducción escrita, que la Secretaría acepta como texto oficial de la declaración, los intérpretes de las Naciones Unidas procederán a interpretar el discurso a los demás idiomas oficiales. Sin embargo, la delegación interesada deberá poner a disposición del intérprete de las Naciones Unidas una persona que sepa el idioma en que se pronunciará la declaración y el idioma oficial a que haya sido traducida, para que le guíe en la lectura del texto traducido de manera que haya simultaneidad entre el orador y el intérprete.

Cuando se suministre un texto por escrito en más de un idioma oficial, la delegación deberá indicar claramente cuál es el que ha de considerarse texto oficial. Cuando una delegación proporcione el texto escrito de su declaración, conviene que indique en la primera página del texto si el intérprete deberá leer fielmente ese texto o modificarlo si el orador se aparta de éste.
Si la delegación desea que su traducción se lea como la ha presentado, es poco probable que se refleje en la interpretación cualquier diferencia que introduzca el orador, incluidas las omisiones y adiciones.
Si la delegación considera que hay posibilidades de que el orador se aparte del texto, deberá optar por pedir que se verifique que el texto y la declaración coincidan, y los intérpretes seguirán al orador y no la traducción. La delegación debe tener presente que en ese caso la interpretación que el público ha de oír no coincidirá necesariamente con la traducción que haya proporcionado al público y a la prensa antes de pronunciarse la declaración o durante ésta.
Los representantes que hagan uso de la palabra en las salas de conferencias deberán tener presente que los micrófonos situados ante ellos no funcionan hasta que el Presidente les concede la palabra. Con objeto de asegurar la mejor grabación e interpretación posibles de sus discursos, deberán hablar directamente al micrófono y hacerlo con claridad, sobre todo al dar cifras o al emplear citas o términos muy técnicos, así como al leer discursos preparados (véase el apartado Textos preparados de los discursos). También deberán evitarse los ruidos molestos, como los que se producen al golpear el micrófono para comprobar si funciona, pasar las páginas o contestar llamadas al teléfono celular.
Aunque se suele asignar cada vez más a las delegaciones un tiempo preciso para formular sus declaraciones, se les ruega que en cada ocasión hablen con una rapidez normal (por ejemplo, en inglés la rapidez normal es de 100 a 120 palabras por minuto), para que los intérpretes puedan dar una versión exacta y completa de esas declaraciones. Si para cumplir el límite de tiempo asignado los discursos se pronuncian con la mayor rapidez posible, se afecta la calidad de la interpretación.

2 comentarios en “El manual del delegado (ONU)”

  1. Muchas gracias de nuevo, Clara, por localizar el texto que nos afecta a los intérpretes en el Manual del Delegado de las Naciones Unidas. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.