La pupila de los intérpretes

La ejecución de cualquier trabajo implica el desarrollo de una serie de operaciones motoras y cognoscitivas. Los mecanismos físicos y mentales que el intérprete debe activar van a determinar la carga mental o cognitiva, es decir, el grado de procesamiento de información que realiza para desarrollar esa tarea.

Para valorar la carga mental se suelen emplear métodos objetivos, como los parámetros fisiológicos (variación cardíaca, ocular, cortical o respiratoria) y subjetivos, basados en la impresión subjetiva del intérprete, sobre su estado de fatiga o sobre los factores que son susceptibles de desencadenarla.


Una de las técnicas quizás más interesantes para explorar el procesamiento de la información es la pupilometría cognitiva , una disciplina que intenta establecer la relación que existe entre los cambios pupilares y las demandas de procesamiento exigidas en una tarea. En 1990 Jorma Tommola y Jukka Hyönä, de la Universidad de Turku en Finlandia, ya realizaron una serie de experimentos entre intérpretes para medir, a través de la respuesta pupilar, las variaciones que se producían en la carga mental durante el proceso de interpretación simultánea, comparándolo con otras tareas de procesamiento lingüístico. Si la dilatación pupilar refleja adecuadamente la carga mental cognitiva, la tarea más compleja, en ese caso la interpretación simultánea, debiera asociarse con un aumento del tamaño pupilar. Tommola y Hyönä presentaron los resultados de los experimentos y las conclusiones en el noveno congreso mundial de lingüística aplicada que se celebró en Tesalónica (Grecia), del 15 al 21 de abril de 1990. Merece la pena echar un vistazo al artículo:

TOMMOLA, J., HYÖNÄ, J. 1990. Mental load in listening, speech shadowing and simultaneous interpreting: A pupillometric study. En: J. Tommola (Ed.), FOREIGN LANGUAGE COMPREHENSION AND PRODUCTION (pp. 179-188). AFinLA Yearbook, Turku Publication of the Finnish Association for Applied Linguistics, 48.

1 comentario en “La pupila de los intérpretes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.