Prohibido dormir al oyente

Según los especialistas, la voz de un orador –y por ende la de un intérprete– debe reunir una serie de requisitos: calidad, alcance, intensidad, claridad, pureza, resistencia y flexibilidad. Muchos de estos requisitos son innatos, pero otros se pueden adquirir a través de la práctica constante.

La flexibilidad hace referencia a la capacidad de variar el tono, la intensidad, el alcance, la velocidad, la entonación y las pausas, para darle una fisonomía variable y atrayente a la voz.

No hay nada más contrario a la comunicación y más irritante que un conferenciante o un intérprete con voz monótona, y que no se modifica a lo largo de una intervención. No solo distrae la atención del público, sino que provoca aburrimiento, falta de atención y el desinterés del público por la conferencia.

untitled1

La Revista de Traductología TRANS (que difunde trabajos científicos relativos a aspectos históricos, teóricos, metodológicos, didácticos, descriptivos y prácticos de todas las manifestaciones de la interpretación y traducción de lenguas, de la traducción intersemiótica, del contacto y choque de culturas y de la retórica comparada) publicó en el año 2001 un interesantísimo artículo de Ángela Collados Aís (de la Universidad de Granada) sobre los efectos de la entonación monótona sobre la recuperación de la información en receptores de interpretación simultánea. Muy recomendable.

El artículo parte de la importancia que la comunicación no verbal tiene sobre la interpretación. El análisis se basa en un estudio experimental realizado por la autora. Como material se utilizaron tres vídeos en los que se manipuló la entonación de la interpretación y que contenían tanto la exposición o ponencia original como las interpretaciones superpuestas. Los sujetos, 42 profesores de las facultades de Derecho y Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad de Granada, así como 15 intérpretes profesionales, fueron repartidos en tres subgrupos. Todos los sujetos vieron y contestaron a sendos cuestionarios sobre los vídeos. Los resultados confirman los efectos negativos de la entonación monótona sobre la recuperación de la información.

4 comentarios en “Prohibido dormir al oyente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.