Interpretando para el General Marshall

Ahora que se habla tanto del espionaje en internet, del uso no muy lícito de las redes sociales, como facebook, para recabar información sobre compañeros de trabajo, y muchas otras cosas más que no vienen al caso, me viene a la memoria una crónica de Maurice J. Bresnahan de hace ya unos cuantos añitos, pero que resulta de lo más pertinente para nuestra profesión.

Una de las más célebres citas de Mark Twain reza así: “La diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta, es la misma que entre el rayo y la luciérnaga“. Y si no que se lo digan a los intérpretes del Centro Europeo George C. Marshall de estudios de Seguridad, ubicado en la ciudad alpina de Garmisch, en Alemania.

El Centro Marshall es una destacada institución de enseñanza dedicada a asuntos de seguridad y defensa transatlánticas cuyo objetivo es crear un entorno de seguridad más estable. A través de toda una serie de programas formativos, el CISS (College of International and Security Studies) desempeña un papel primordial en el cumplimiento de los objetivos del Centro, es decir, promover las relaciones e instituciones de defensa de la democracia, fomentar enfrentamientos pacíficos, y potenciar asociaciones duraderas entre las naciones de Norteamérica, Europa y Eurasia.

El Centro Marshall organiza conferencias, programas de investigación, talleres y estudios de posgrado para profesionales militares y civiles de Europa y Asia central sobre aspectos tales como la cooperación regional y la seguridad transnacional, las operaciones de estabilidad, seguridad, transición y reconstrucción, terrorismo y seguridad, organizaciones de contraterrorismo, etc.


En este Centro se tratan asuntos complejos y delicados relativos a las relaciones internacionales y a las democracias emergentes, y aquí más que en cualquier otro ámbito profesional no vale la palabra casi correcta –como decía Twain–, elegir la palabra adecuada es una decisión muy trascendente que destila tensión. Creo que con este ejemplo queda patente la exigente labor de los intérpretes, una profesión que requiere no sólo el perfecto dominio de varios idiomas, sino que entraña un sofisticado y profundo conocimiento de la cultura de las naciones y también del tema que se tenga que interpretar.

El lema del Centro es “Paz a través del entendimiento“; y con participantes de más de 40 países, una interpretación de alta calidad es la clave para llegar a ese entendimiento.

El Centro Marshall cuenta con un equipo de intérpretes y traductores contratados por su experiencia y trayectoria profesional y que trabajan en los 3 idiomas que se emplean en los cursos que dicta el Centro: inglés, alemán y ruso.

Por cierto, por si alguien está interesado, el Centro organiza -entre otros- un curso de tres semanas de interpretación consecutiva (ruso).

vía: ATA

1 comentario en “Interpretando para el General Marshall”

  1. I am not sure I totally agree with you, but it is well stated. Keep up the good work.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.