Interpretando en la Expo de Zaragoza

Hoy recupero una crónica de Mario Sasot que leí este verano en La Vanguardia y que narra en primera persona el papel que desempeñan los intérpretes como garantes de la comunicación entre los participantes de cualquier evento, en este caso la Expo2008 en Zaragoza.

“Los intérpretes son la voz oculta de la Expo, los fontaneros imprescindibles para el mantenimiento de la intercultural y lingüística evento que congrega a más de cien países y a centenares de ONG, delegaciones y organismos internacionales durante 92 días en este meandro del Ebro. Por ello, conscientes de la importancia de su papel, la sociedad Expoagua y el comisario del Gobierno español para la Expo de Zaragoza decidieron contratar para estas tareas los servicios de la Unión Temporal de Empresas, formada por las Agrupaciones de Intérpretes de Madrid y de Barcelona. Una treintena de socios autónomos de estas dos asociaciones cubre la traducción al inglés, el francés y el español (las lenguas oficiales de la Expo) en el Centro Internacional de Prensa, la Tribuna del Agua, el Ágora del Foro de Entidades Cívicas, el Palacio de Congresos y en los pabellones de países de habla no española cuando celebran su día nacional. También pueden traducir conferencias del portugués o el italiano (como idiomas pasivos) o eventualmente al árabe, ruso, japonés o chino. Pertenecen a la prestigiosa Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC), con 824 socios repartidos en 90 países. “Sus miembros son profesionales con formación específica de intérprete acreditada ante algún organismo internacional o titulados en alguna universidad con estudios de Traducción e Interpretación. La pertenencia a AIIC es una garantía de calidad ante la falta de un colegio profesional”, explica Guiomar Stampa, de la Agrupación de Intérpretes de Barcelona (AIB) y coordinadora de los intérpretes de la Expo. Los primeros problemas con que se encontraron estos intérpretes fueron de carácter técnico. “Cuando llegamos estaba todavía todo en construcción y a veces fallaban los cables de sonido o algunas cabinas eran menores de lo que marca la normativa. Pero todo ello se ha ido resolviendo poco a poco”, dice Guiomar. Félix Ordeig, con larga experiencia de intérprete en la Unión Europea, nos habla de la gran concentración y preparación previa que requiere este oficio. “A veces necesitas vocalizar mucho para que te puedan seguir los intérpretes de signos o de braille”. Beatriz Leboulleux, licenciada en Derecho y en la ESIT de la Sorbona, incide en el trabajo previo. “Debemos dedicar varias horas a la lectura de los dossiers de las ruedas de prensa para entender el tema y el contexto y fijar las palabras clave. En las cabinas estamos dos de un mismo idioma, pero incluso en los turnos de descanso tienes que estar pendiente del discurso por si el compañero necesita ayuda”. En ocasiones, la improvisación de ruedas de prensa o la distancia entre unos escenarios y otros en el amplio recinto de la Expo obliga a los intérpretes a echar carreras al sprint para llegar a tiempo. “Estamos adelgazando ese verano”, comenta entre risas la gerundense Cristina Amils, presidenta de la AIB.
En cuanto a los oradores más difíciles de traducir, Amils y Ordeig coinciden en señalar a algunos oradores portugueses “que se empeñan en hablar un portuñol ininteligible, o ponentes que hablan en inglés sin dominarlo. “En esos casos es mejor que usen su lengua propia. Su mensaje queda más claro y es más fácil traducirlo bien”, explican.”

vía: La Vanguardia

2 comentarios en “Interpretando en la Expo de Zaragoza”

  1. Qué interesante. El blog va teniendo muy buena pinta. Aborda circunstancias reales y temas interesantes para los intérpretes.

    Desde el “exilio”, te seguimos leyendo.

    Ánimo

  2. Gracias por el comentario y por el apoyo. Desde luego el blog no pretende ser académico ni teórico; para eso está la Universidad. La idea es aglutinar información práctica, experiencias o dudas que puedan interesar o ser de utilidad a otros intérpretes o a estudiantes, y siempre desde el punto de vista de la práctica diaria de un intérprete y teniendo en cuenta también el “sesgo” agrario. Un saludo desde el otro “exilio”….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.